Cobertura de Mantenimiento – ¿Para qué molestarse?
Sea para construcción en tierra (onshore) o en alta mar (offshore), si la cobertura de seguros es organizada por el Propietario en lugar del Contratista, la “regla” es comprar 12 meses adicionales o cuando exista disponibilidad, comprar un período de 24 meses de cobertura. La prima a pagar por esa extensión de mantenimiento adicional  puede ser a veces muy significante. 


Este INSIGHT explora las razones y el por qué esta cobertura se adquiere, para cuál de las partes es el beneficio y si es realmente necesaria.
A continuación citamos como ejemplo el formato WELCAR para seguros de construcción offshore: 


“La cobertura provista a continuación no será más amplia que aquella contenida a lo largo de la Póliza. La Cobertura bajo la Sección I solo continuará por el periodo (s) especificado (s) en contratos individuales pero sin exceder un periodo adicional de doce (12) meses a partir de la fecha del término como se especifica en el ítem 3 de las Declaraciones. Durante tal o tales periodos de mantenimiento, la cobertura es limitada a pérdidas físicas o daños físicos que resulten de o sean atribuidos a: 


a) Mano de obra defectuosa o con fallos en construcción, material o diseño originado de una causa ocurrida antes del comienzo del periodo de mantenimiento;  y


b) Operaciones llevadas a cabo por Otros Asegurados (Contratistas) durante el periodo o periodos de mantenimiento con el propósito de cumplir con sus obligaciones con respecto al mantenimiento o reparaciones de los defectos como pueden ser referidos en las condiciones del contrato, o por cualquier otra visita a  la obra en construcción necesaria para el cumplimiento de las especificaciones en el certificado de aceptación. 


Al concluir el período de construcción, concurrente con cualquier periodo de mantenimiento comprado, el dueño asegurará sus activos bajo un Seguro Operacional Contra Todo Riesgo. Este debe cubrir: 


• Pérdida de o daños al activo ocurridos después de la terminación de la póliza. 


• Pérdida de o daños al activo causados por el Contratista durante visitas hechas para cumplir con obligaciones de mantenimiento. 


Aunque un Seguro Operacional contra Todo Riesgo excluye el costo de reparar aquella parte del activo que tenga defectos en diseño, elaboración o en materiales, no excluye lo que resulte en pérdidas físicas o daños al activo restante o a otro activo.


Podemos concluir, por lo tanto, que siempre que no exista limitación de descubrimiento contenida en el Seguro Operacional Contra todo Riesgo, ¿no existe una diferencia en protección al Dueño? 


Pero, ¿qué tal el daño hecho adrede con la finalidad de tener acceso a una parte excluida y defectuosa? Esto es algunas veces llamado “costos dentro y fuera”. Sería un reto argumentar que este gasto encaja en la categoría de daños “resultantes”.  
 
¿Está usted en peor situación bajo la Póliza Operacional que en la Cobertura de Mantenimiento comprada bajo un Seguro de Construcción? Mucho dependerá sobre la cláusula de exclusión que usted tenga (onshore) y si la Recompra de la Exclusión de la parte Defectuosa ha sido comprada (offshore). 


Onshore


Las cláusulas de exclusión de diseño del London EngineeringGroup (Grupo de Ingeniería de Londres) serán tratadas en una futura edición de INSIGHT, pero en resumen: 


LEG 1/96 contiene una exclusión amplia de defectos bajo la cual el Asegurador no es responsable por ninguna pérdida o daño causado por materiales defectuosos, mano de obra, diseño, plano o especificación. El efecto de la cláusula LEG 2/96 es excluir tal costo de reemplazo o rectificación que haya sido incurrido en cualquier caso si el reemplazo o rectificación del defecto ha sido completado antes de la pérdida. Puede concluirse que lo provisto son los costos incrementales causados por el daño.


LEG 3/96 es una mejora adicional que cubre todas las consecuencias de daño causadas por defectos y excluye solamente cualquier mejora en el diseño original. 
Una más reciente LEG 3/06 clarifica la definición de daños e “incluye cualquier cambio manifiestamente perjudicial en la condición física de la Propiedad Asegurada”. 
En esencia, pareciera que solo si usted posee el LEG 3/96, usted estaría dispuesto a estar peor al confiar en su Seguro Operacional contra Todo Riesgo.


Offshore


El formato estándar WELCAR contiene una absoluta exclusión por Parte Defectuosa, la cual es definida así:


“Para los fines de esta cláusula una “parte defectuosa” significa cualquier parte de la materia asegurada la cual es o se convierte en defectuosa y/o no apta o inadecuada para su propósito en si, sea por razones de diseño defectuoso, materiales inadecuados, mano de obra defectuosa, una combinación de uno o más factores arriba mencionados, de los mismos o cualquiera otra razón. El término “Parte Defectuosa” debe incluir tales componentes auxiliares, los cuales no están en si defectuosos, pero los cuales serían normalmente removidos y reemplazados por nuevos componentes cuando el componente defectuoso sea rectificado.” 


Está claro que se deduce de lo anterior que no existe una cobertura para los gastos “dentro y fuera” para reemplazar una parte defectuosa. La Recompra de la Exclusión de la parte Defectuosa, si es adquirida, proveerá, sin embargo, cierta protección para los gastos “dentro y fuera”, pero sujeta a un límite por bajo por parte.  


En conclusión, ¿podemos decir que si un Propietario confía en LEG 2/96 o por debajo para construcción “onshore” o si no compra la Recompra de la Exclusión de la Parte Defectuosa” para construcciones offshore, no existe ningún valor al comprar una cláusula adicional de mantenimiento? 


Una parte asegurada quién pudiese estar preocupada acerca de esta situación, y quién, podría decirse, sería beneficiado mucho más por una cobertura de Mantenimiento que el Dueño: el Contratista, a pesar de que sus preocupaciones pudiesen estar disipadas si los aseguradores de la Póliza Operacional proveyesen una renuncia de subrogación  a favor de los contratistas.