Sealion (The “Toisa Pisces”): Declaración Falsa, Causación y el Alter Ego de los asegurados.
En nuestro Insights de INDECS, entregamos nuestras ideas y comentarios sobre el desarrollo del mercado de seguros y recientes caos legales los cuales pueden ser de interés a nuestros lectores.
El caso de Sealion Shipping Ltd v Valiant Insurance Company [2012] EWHC 50 (Comm) (“Sealion”), observa la materialidad de alegatos y confidencialidad y el significado de “diligencia debida” en un contexto de seguro marino. Creemos que ofrece noticias alentadoras para los asegurados en todas las industrias.
El demandado asegurador emitió una póliza de Pérdida de Alquiler a los demandantes del navío Toisa Pisces para el comienzo del año 2008. Luego de una serie de averías de maquinarias, el navío sufrió una avería en el motor de propulsión en febrero 2009. Los dueños del navío, Sealion, solicitaron indemnización bajo la póliza Pérdida de Alquiler y reclamaron USD$ 2,100,000, equivalente a 30 días de alquiler.
Blair J. sostuvo que el asegurador no pudo evitar responsabilidad por la avería de la maquinaria bajo la póliza de Pérdida de Alquiler. Los aspectos de la ley de seguros diputada en el caso son las siguientes:
1. Material de no divulgación/ Falsa representación
Sealion reportó que solo un reclamo en el casco cuando en realidad eran dos. El asegurador argumentó que bajo la sección 18(1) del Acta de Seguros Marinos 1906, (MIA por sus siglas en inglés), “… El asegurado debe informarle al asegurador, antes de que venza el contrato, toda circunstancia material conocida por el asegurado…”
El hecho de que el buque haya sufrido 10 días de pérdida de flete había también permanecido no divulgado y el asegurador declaró que no hubo “ninguna interrupción mayor de negocios” y “excelente registro de casco”.
Se sostuvo que estos asuntos no eran importantes. Blair J concluyó que 10 días de pérdida de flete no era significante en comparación a 21 días de exceso bajo la póliza del 2008. “El hecho es que eso no representaba un largo periodo de no actividad (off-hire), esto ocurrió cuatro años antes de depositar la póliza con el demandante, lo cual no resultó en un reclamo y no se acercó al periodo de exceso.” El deber de revelar información es proporcional y no absoluto.
Las declaraciones del corredor fueron sostenidas solamente como una opinión del corredor, hechas de buena fe, bajo la sección 20(5) MIA 1906.
2. Falta de Diligencia Debida
La cláusula “Inchmaree” provistas en las pólizas de casco estándar y maquinarias otorgan cobertura para averías de maquinarias siempre y cuando esto no sea consecuencia de desgaste o “falta de diligencia debida” por parte del asegurado.
Fue acordado entre las partes que el incumplimiento de diligencia debida debe reposar en la parte del asegurado en sí, y este caso los actos de un individuo (Gerente Tecnico en tierra del Sealion) constituyeron los actos del Sealion (el asegurado).
El Sealion argumentó que para la excepción de “falta de diligencia debida” se concrete, imprudencia de su parte tuvo lugar. Ellos argumentaban que la póliza sería “entregar una indemnización de un lado y retirándola por otro” si la cobertura fuese negada por simple negligencia.
Los aseguradores argumentaron que de haber llevado a cabo el asegurado inspecciones completas después del incidente, la pérdida pudo ser evitada. Blair J estuvo de acuerdo con la sumisión de los aseguradores en que el estándar es de negligencia, y que “falta de diligencia debida” es una falta de cuidado razonable.
En los hechos del caso, los aseguradores no pudieron probar negligencia por parte de Sealion. Sealion tenía derecho a confiar en la ayuda solicitada por el Gerente Técnico a especialistas competentes externos y no había sido negligente.
3. Causación / Número de Ocurrencias
Finalmente, el asegurador argumentó que había tres averías separadas en vez de una, puesto que los motores secundarios habían fallado en febrero, marzo y abril. Tres ocurrencias en vez de una, si es exitosa, reduciría sustancialmente el reclamo de no-actividad.
Sin embargo, Blair J sostuvo que las tres averías no fueron evento separado; “una cosa llevó a la otra”. La Corte de Apelación estuvo de acuerdo, “las fallas hidráulicas fue simplemente una vicisitud incidental de los eventos causados por (motor de babor) una avería”.
However, Blair J held that the three breakdowns were not separate events; “one thing led to another”. The Court of Appeal agreed, “The hydraulics failure was simply an incidental vicissitude of the events set in train by the [port motor] breakdown.”
Comentario
El veredicto bien puede ser un reflejo de una cultura generalmente cambiante, con muchas de sus características en vía a convertirse reliquias en la ley inglesa estatutaria en la próxima legislación (la cual reemplazará la MIA 1906). 
Puesto que las reglas de seguro comercial se están acercando más a legislación del consumidor, los aseguradores serán requeridos ser más específicos en lo que debe ser revelado en la etapa de propuesta.
Una palabra de advertencia es que en una disputa sobre diligencia debida del asegurado, inferimos que los tribunales puedan aceptar que la compañía ha incumplido su obligación con el asegurado en virtud del acto (s) de un solo empleado quien no es director u oficial de la empresa. Puede ser el momento en que los asegurados y aseguradores tengan claro que nivel de empleado constituye el alter ego del asegurado.